Gianni Paulino está clara sobre los males de los que adolece la televisión dominicana.

Gianni Paulino está clara sobre los males de los que adolece la televisión dominicana. Uno de ellos, marcado con letra roja, está relacionado con la falta de la definición de los roles entre los productores y los presentadores. Para ella, los que en la práctica producen son los propios conductores mientras los que están llamados a realizar esas funciones terminan siendo asistentes.
“A nivel de producción hay un gran problema y es que los productores no producen, producen los presentadores en la mayoría de los casos. Y ellos se convierten en asistentes del productor, del que piensa, del que es el conductor; ellos son más realizadores de lo que tú le dices que hagan”, explica.
También admite que hay talentos o figuras de los programas que llevan sus códigos  y sus criterios particulares a la realización de los espacios televisivos, imponiéndose ante cualquier otro criterio.
Sin embargo, puntualiza que, en gran parte, la imposición de los talentos se debe a la carencia de formación y especialización de los productores.
“Tenemos que subir los estándares de los productores de televisión, pero que sean productores, no asistentes de producción”, insiste.
Paulino llama al estado, a las universidades y a los propios canales a formar productores de televisión.
“Hay que formar productores de televisión para que el presentador pueda tener menos presión porque nos toca ser productoras ejecutivas, productoras creativas y ser presentadoras para poder sacar una buena propuesta al aire”, comenta.
Luego recalca: “Las mujeres que estamos en televisión tenemos que asumir demasiados roles en un solo programa”.
También se refiere a la lucha titánica de los programas locales por captar la audiencia de los dominicanos cuando éstos tienen el control en sus manos y ofertas de calidad de canales extranjeros.
“Hay un desbalance importante porque el canal que te queda al lado es internacional, pero el feed back que se recibe de audiencia y en lo económico es otro”, dice.
El productor, señala, tiene que trabajar aquí al 300 por ciento más. “Hay que aparentar ser un producto de la televisión internacional, pero viviendo la realidad local de audiencia y facturación, viviendo la falsedad televisiva, queriendo ser como no somos. Y cuando tú te pones la ropa de otro siempre será un pancho. Le puedes coger y ajustar, pero nunca te va a quedar, porque pertenecía a otra persona”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s