LOCUCION,RADIO Y PUBLICIDAD


Lo que quieras saber acerca de la Locución.


Todo acerca de la Radio.
Historia de La Radio:
La historia de las ondas Hertzianas en la República Dominicana se inició durante la primera ocupación militar norteamericana al país entre 1916 y 1924, cuando fueron instalados sistemas de comunicación radiotelegráficos para fines estratégicos.
Después de la mitad del decenio de los años 20 (en 1926) inquietos dominicanos incursionaron a manera de afición en la Radio. Fué entonces cuando el Ingeniero Frank Hatton Guerrero como Presidente del Radio Club de Santo Domingo, construye un pequeño transmisor de Amplitud Modulada (AM) de pocos vatios para crear lo que sería la primera señal de broadcasting del país, nombrándola luego con las siglas HIRC (HI por el prefijo internacional HISPANIOLA y las últimas por Radio Club). Hatton y sus amigos jamás imaginaron lo que la radiodifusión significaría desde ese momento no solo para la República Dominicana sino, para el resto del mundo.

Por algunos años, la estación HIRC transmitió prácticamente solo versiones de algunos juegos de Baseball, peleas de boxeo, música en vivo y noticias extraídas del periódico Listín Diario. Hasta que el 8 de abril de 1928 sale al aire la estación HIX, la estación oficial del estado dominicano con la asistencia del Presidente de la República Señor Horacio Vásquez y su esposa Señora Trina de Moya. Ese dia se transmitió por primera vez el Himno Nacional. Esta “poderosa” estación (con un transmisor de 250 vatios) fue gestada por el Sr. Manuel Emilio Nanita, quien fuera designado Director de Radiotelefonía en 1924 cuando las tropas de ocupación norteamericanas abandonaron el país el 12 de Julio. El Sr. Nanita desplegó una actividad formidable ampliando el sistema nacional de telecomunicaciones.

La puesta en operación de manera formal de las estaciones HIH, posteriormente denominada HIZ, y la HIX, puso a la República Dominicana como uno de los primeros países en América Latina en incorporarse a la radiodifusión internacional.

Ese mismo año (1928) sale al aire desde Santiago de los Caballeros la estación denominada “CRS” fundada por Pedro Escobosa, Mario Vallejo, Andrómeda Pérez y Luís Alberti.

Desde esos años y el 1940 aparecen en el país otras estaciones. Hablar por radio en esa época era un entretenimiento y muy pocos creyeron en el futuro de la industria radiofónica. Afortunadamente la radio se nutrió en sus comienzos de notables intelectuales y destacados artistas, ya que a pesar de no existir regulaciones al respecto, los dueños de las radiodifusoras trataban de que en ellas actuaran personas de amplia cultura.

Las estaciones que iniciaron sus transmisiones en ese período fueron:

HIJK en 1927, propiedad de Don Tuto Báez.
HI4D, “La Voz de Quisqueya” en 1931 del Sr. José Santamaría, en donde el locutor Carlos Vallejo de la Concha presentó por primera vez a los ases Negrito Chapuseaux y Francisco Simó Damirón, de los primeros artistas en pasear el merengue por playas extranjeras. Fué en esta emisora donde se realizó la primera huelga de locutores registrada en el país (en 1935), solo dos personajes del micrófono Carlos Vallejo de la Concha y Enrique Santamaría trabajaban en ella y decidieron parar la transmisiones de la misma.
HIT, “El Hit del Aire” en 1931, propiedad de Antonio Sanabia Rojas.
HIL, “La Voz del Trópico” en 1932 propiedad de Don Joaquin Custals. Esta emisora fue inicialmente instalada en la ciudad de San Francisco de Macorís en 1931 por el Sr. Luis Raúl Betances.
HILS también en 1932 desde la ciudad de Puerto Plata, fundada por el Sr. Generoso Sarnelly. Trasladada meses después a la ciudad de Santiago de los Caballeros e instalada en los altos de la Panadería Sarnelly de la Calle del Sol esq. Benito Monción. La estación fué “complacientemente” cedida a lacayos de la tiranía trujillista, que la trasladaron posteriormente a la ciudad de San Cristóbal.
HIN, “La Voz del Partido Dominicano” el 16 de agosto de 1935, dotada de un entonces “poderoso” transmisor de 750 vatios. Estuvo dedicada a servir de medio propagador de las actividades del Partido Dominicano. Posteriormente HIN fue convertida en estación comercial. Por esos años se unió a la HIN la HI5K propiedad del Sr. Emilio Garden, formando las “Emisoras Unidas” bajo la dirección de Pedro Julio Santana. En las “Emisoras Unidas”, Homero León Díaz, Juan José Bravo y Américo Cruzado, se realizaron por primera vez entrevistas desde la calle, con un micrófono que sacaban de la estación.
HIN fue una de las primeras estaciones en presentar radionovelas. También en HIN se realizaron las primeras grabaciones comerciales, utilizándose para ello un grabador contruído por el técnico Juan Salazar con piezas de las mas diversas procedencias.
HI9B el 21 de Abril de 1936, la “Broadcasting del Hotel Mercedes” fundada por Morito Sánchez, emitiendo desde el Roof Graden del Hotel Mercedes de la calle 30 de Marzo esq. Máximo Gómez en los 1050 KHz. AM. Posteriormente se rebautizó con el nombre “La Voz de la Hispaniola”.
Ese mismo año sale al aire también en Santiago de los Caballeros “La Voz del Comercio” fundada por el Sr. Moisés Franco. Aquí se produjo el primer noticiero de Santiago, realizado por el locutor y periodista Rafael C. Senior.

En 1937 HIG desde los 950 KHz. en Santo Domingo, construída y dirigida por Andrés Cordero Puello (Pupo) y Radio Cibao (980 KHz) en Santiago de los Caballeros.

HI5G en la ciudad de La Vega, y HIH en San Pedro de Macorís.

El 18 de abril de 1938 se realiza en Santo Domingo el primer exámen oficial de locutores dispuesto por el Gobierno Dominicano, con la intención de regularizar la radiodifusión nacional.

HI9T en la ciudad de Puerto Plata, el 14 de Marzo de 1941, llamada “Broadcasting Tropical”.
La Voz del Yuna HI1U, inicia sus emisiones el 1ro. de Agosto de 1942, fundada en la ciudad de Bonao por el Coronel José Arismendi Trujillo Molina, la que andando el tiempo se convertiría en la más sobresaliente del país y una de las primeras de América, hasta tal punto, que fue la primera estación nacional en contratar figuras artísticas internacionales desde el 1944.
La Voz del Yuna permaneció en la ciudad de Bonao hasta el 17 de mayo de 1946. Al día siguiente, sábado 18, salía de nuevo al aire, ésta vez estrenando un transmisor RCA de 10,000 vatios en Ondas Medias y otro de 7 vatios en Ondas Cortas, desde la capital de la República en ese entonces llamada “Ciudad Trujillo”.

El 29 de Marzo de 1947 se inició la construcción del Palacio Radiotelevisor que actualmente ocupa, y el 1ro. de enero de 1949 se le cambió el nombre por el de “La Voz Dominicana” y posteriormente por el de “Radiotelevisión Dominicana”(estatal).

El 21 de Febrero de 1943 sale al aire en la ciudad de San Cristóbal, la estación HI1R en la frecuencia de 6,425 Khz. en la banda de 46.69 metros.
En 1944 desde los altos del Teatro Colón de Santiago de los Caballeros debuta la estación HI8Z “Radio Santiago” fundada por Felipe Moscoso.
En 1945 se inaugura también en Santiago de los Caballeros la estación HISA “La Voz de la Reelección” fundada por el Sr. Expedi Pou ubicada en el Restaurant Yaque de la calle 30 de Marzo. Se inició en esta Bullo Steffani con el programa “Los deportes al día”. Posteriormente, y después del derrocamiento de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo en 1961, esta emisora cambió su nombre por el de “Radio Cibao”.
Desde esa época la radio dominicana vivió a la vanguardia de la tecnología. Durante los años 50 surgieron algunas estaciones privadas cuya operación les fue permitida a personas muy depuradas por el régimen. En los albores de la década de los ’60, al desaparecer físicamente el Generalísimo Trujillo, la República Dominicana experimentó nuevos aires de libertad, durante esos años otras empresas privadas de radiodifusión salieron al aire.

La competencia se tornó cada vez mas dura, lo que impulsó aún mas el desarrollo tecnológico en las estaciones. Aparatos reproductores de cartuchos de cinta que marcaron la línea divisoria con la radio moderna (prototipos en los años 1958 y 1959), fueron instalados en las difusoras de nuestro país a principios de los años 60. Lo cual nos ponía a la par con las principales estaciones a nivel mundial.

El 3 de Mayo de 1967 ya la República Dominicana entraba de lleno a la operación independiente de la banda de Frecuencia Modulada (FM), que desde 1952 y hasta ese entonces era usada solamente como enlace de la señal entre los estudios y los transmisores de Amplitud Modulada (AM) de las difusoras.
Radio HIGO, en los 97.5 MHz. fue la primera estación de FM con programación propia (música instrumental ligera). Actualmente “ESTACION 97.5” y se mantiene en aire con un formato similar.

Antes de cerrar la década, el 30 de Mayo de 1969, nuestro país se dio el lujo de instalar la primera estación de radio estereofónica en Frecuencia Modulada: HIJB-FM (95.7 MHz.), que por los próximos años mantuvo junto a Radio HIGO las transmisiones independientes de la banda.
En 1978 otras estaciones empezaron a independizar sus frecuencias de F.M. y a transmitir formatos enteramente musicales. Recordamos de ese año a Radio Universal AM y FM; HILX-FM (102.1 MHz.); Radio Cima (100.5 MHz.); Radio Listín FM (99.5 MHz.).
Pero el verdadero “Boom” ocurrió justamente al finalizar el decenio de los 70′.

El año 1978 marcó la pauta para el despegue definitivo de la FM en el país, cuando Radio Universal poniendo en antena los más sofisticados equipos construídos hasta entonces y con un novedoso formato de música popular ininterrumpida (24 horas x 7 días) la colocó a la par de las principales estaciones radiales de norteamérica.
Después de ésto la Radio Dominicana continuó el desarrollo tecnológico a pasos más ligeros con la incorporación al dial de FM de una serie de estaciones a nivel nacional equipadas sofisticadamente, ofreciendo al oyente una gran variedad de formatos programáticos capaces de satisfacer los más exigentes gustos.

Recordamos a Radio Central y a estaciones totalmente automáticas como Radio Comercial; Z-101 y Hits 92 en el primer tercio de la década de los 80’s.
El 14 de Junio de 1986 entra la era digital a la radiodifusión dominicana cuando La 91 FM y Clásica Radio 97.5, transmiten por primera vez discos compactos. Estos a su vez desplazaron totalmente a los de vinil desde 1988 en las transmisiones regulares de ambas estaciones.
Un año después (Junio de 1987), en éstas dos estaciones se comienza a utilizar el SDR (Sistema Digital de Radio), software diseñado y desarrollado por ejecutivos y personal de las mismas, para la administración general y pautas de comerciales, entrando ese año también la era de la “computadorización” en la radio dominicana.
Otro avance significativo en la radio dominicana del decenio de los años 90, ha sido la instalación de diferentes sistemas digitales para el procesamiento de audio, CD Recorders, 360 System, DAT (Digital Audio Tape) y MiniDisc, para la reproducción de los programas, comerciales y avisos promocionales que van al aire.
Todo esto evidencia que la radiodifusión dominicana está al día. Y no dudamos que cualquier cambio tecnológico que se produzca repercutirá entre nuestros radiodifusores.

Estas informaciónes las agradecemos al gran Radiodifusor, locutor, Don Teo Veras.

PUBLICIDAD:
Lo que te intereza sobre Publicidad.
Historia de la Publicidad:
Los orígenes de la publicidad se remontan a la antigüedad. Uno de los primeros métodos de publicidad consistía en pintar los anuncios en los muros. Los arqueólogos han encontrado numerosas muestras de esta técnica, en especial en la antigua Roma y en Pompeya. Un anuncio desenterrado en Roma informa sobre un terreno puesto a la venta y otro encontrado en una pared de Pompeya anuncia una taberna situada en otra ciudad.
Durante la edad media se desarrolló una técnica simple pero muy efectiva, que consistía en anunciar de viva voz eventos y productos, gracias a los pregoneros, personas que leían noticias en público, o comerciantes que anunciaban sus productos.
Aunque hay anuncios gráficos desde la antigüedad, la publicidad impresa no se desarrolló en realidad hasta la aparición de la imprenta. La marca registrada mediante un signo bidimensional o tridimensional que simboliza una empresa o un producto apareció por primera vez en el siglo XVI, cuando los comerciantes y los miembros de los gremios empezaron a disponer estos símbolos a la entrada de sus tiendas. Entre las marcas que han sobrevivido de esta época destaca la barra rayada de los barberos.
Las empresas que comercializaban medicamentos patentados crecieron mucho a partir de finales de la década de 1870 gracias a la publicidad inserta en periódicos y revistas. Delimitaron un gran mercado debido a que era difícil encontrar médicos en las áreas rurales, por lo que los colonizadores y los granjeros tenían que automedicarse. Los vendedores de fármacos obtenían beneficios de entre el 80 y el 90%, por lo que podían pagar la publicidad de sus recetas. Entre los primeros anunciantes también figuraban de un modo destacado las empresas de ferrocarriles y de transporte marítimo de Estados Unidos que informaban, además del lujo y la comodidad de sus servicios, de los horarios y las tarifas.
A finales del siglo XIX muchas empresas estadounidenses empezaron a vender sus productos en envases que llevaban impresa la marca. Este hecho marcó un hito en la historia de la publicidad, puesto que antes los productos domésticos como el azúcar, el jabón, el arroz, la melaza, la mantequilla, la leche, la manteca, las alubias (frijoles), los caramelos y dulces y los alimentos en escabeche se vendían a granel, por lo que los consumidores no habían conocido hasta entonces al productor.
Los primeros en utilizar esta técnica fueron los vendedores de jabones y detergentes. Entre los primeros (que datan de 1880) destacan Ivory, Pears’ y Colgate. Pronto siguieron su ejemplo otras empresas, como la Royal Baking Powder, la Quaker Oats y los bolígrafos Waterman. A principios del siglo XX surgieron marcas tan conocidas como Wrigley y CocaCola.
Tras la I Guerra Mundial, la industria publicitaria estadounidense creció hasta el punto que se convirtió en la marca registrada de los propios Estados Unidos. Este crecimiento se vio impulsado por numerosos avances tecnológicos; el crecimiento de la industria estadounidense provocó nuevos inventos y mejoras técnicas que beneficiaron a otras industrias.
La aparición de la electricidad contribuyó a la creación de anuncios luminosos; el fotomontaje y otras mejoras en las técnicas de impresión ayudaron tanto a editores como a los departamentos de publicidad de periódicos y revistas. La publicidad empezó a contratar a especialistas en relaciones públicas. La aparición de la radio en la década de 1920 estimuló una nueva técnica de venta que utilizaba la voz como reclamo.
El invento más significativo de la posguerra fue la televisión, un medio que forzó a la industria publicitaria a mejorar sus técnicas comerciales utilizando medios visuales y sonoros. En la década de 1990 destaca la generalización del uso de reproductores de vídeo y de mandos a distancia para éstos y para las televisiones. Las agencias de publicidad consideran una amenaza esta generalización porque algunos espectadores pueden borrar los anuncios cuando graban programas o pasarlos a alta velocidad cuando ven una cinta grabada; además, la existencia del mando a distancia también es una amenaza porque los espectadores pueden cambiar de cadena o quitar el sonido en tanto se emitan los anuncios. Por ello, las agencias de publicidad han cambiado de técnica y ahora intentan esponsorizar los espacios de la programación. La generalización de redes internacionales de informática, como Internet, compensa estas dificultades al ofrecer un nuevo medio específico para publicar y difundir anuncios.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s